Cuatro años haciendo que el andar suceda

10 de mayo 2016 Marcela Espíndola
 
DSC_0100

Ya hace más de cuatro años que nos hicimos cargo de los muchos mensajes que llegaban al blog preguntando si conocíamos, sí sabíamos, si teníamos alguna idea remota de algo o alguien que enseñara a andar en bici a personas que por todo los motivos posibles en este universo no lo lograron en la infancia. Los mensajes eran conmovedores porque conmovían toda nuestra idea de cambiar el mundo en, con y desde la bicicleta. Si realmente la bici es un vehículo de transformación de la humanidad contemporánea, de emancipación y lucha contra la violencia vial tal como pensamos ¿qué hacer con los que no aprendieron? ¿qué lugar ocupan en nuestro pago bicicletista? ¿será que no saber andar puede ser usado como un estigma por ciclistas enfervorizados y energúmenos? O mejor ¿puede alguien decirse biciactivista y no generar un espacio para aquellos que no saben andar y quieren hacerlo?

La otra conmoción que nos producían estos mensajes se relacionaba con la labor de aprender. Acostumbrados a pensar que todo saber se legitima no por el saber mismo sino por la institución que se apodera de ese saber, nos frenaba un poco el hecho de no tener una manual ni hacer una academia para enseñar a pedalear. Investigando, encontramos un maravilloso texto de una educadora y militante norteamericana por la igualdad llamada Frances Willard (1839-1898), que en 1895 escribió el libro “Una rueda dentro de otra rueda. Cómo aprendí a andar en bicicleta”. En él, relata las peripecias que tuvo que atravesar para aprender a pedalear con cincuenta y tres años y encima, en el final del siglo XIX. Willard sostenía que el sencillo hecho de que las mujeres  resultaran tan aptas para pedalear como cualquier varón, era una demostración práctica, clara e indiscutible de la igualdad entre los géneros. Extraña conexión pensamos, casi todos los mensajes que nos habían llegado provenían de mujeres y de hecho han sido mujeres de todas las edades y en una abrumadora mayoría (ocho de cada diez) las que participaron de los encuentros. Pareciera que ellas no sólo están más dispuestas a superar las zoncera de los pudores o los preconceptos, sino que como a finales del siglo XIX y principios del XX, ellas siguen encontrando en la bicicleta un vehículo de libertad.

(más…)

Para que el andar …suceda

12 de abril 2016 Marcela Espíndola
 

BiciescuelaAbril2016

Los próximos sábados 16/04, 23/4 y 30/04 concretaremos los primeros tres encuentros del 2016, para lograr que el andar en bicicleta suceda. Gracias a la colaboración de la Universidad de San Martín, a través de la Secretaría de Extensión Universitaria podemos llevar a cabo esta nueva edición del proyecto.

La UNSAM nos brinda un espacio físico seguro y muy apto para realizar la actividad. Para nosotros esto significa poder seguir sosteniendo este espacio de aprendizaje que ya lleva cuatro años.

Los tres sábados nos encontramos a las 15 hs en la entrada al Campus de la Universidad, 25 de Mayo y Francia, San Martín, a pocas cuadras de la Av. Gral. Paz; más precisamente en el edificio del teatro.

Como siempre, la actividad es libre y gratuita y tener bicicleta no es obligatorio ni necesario.

Les pedimos que confirmen su participación por mail a correo.extension@unsam.edu.ar, con copia a ciclofamilia@gmail.com, con su nombre.

¡Nos vamos pa’Chile!

17 de marzo 2016 Marcela Espíndola
 

20150905_125320

Ciclofamilia participará del evento global más importante para los promotores de la bicicleta como alternativa de transporte urbano: el Foro Mundial de la Bicicleta Chile 2016 (FMB5) que se realizará del 31 de marzo al 5 de abril en cuatro comunas de la capital chilena.

El FMB5 tendrá como lema “Energía humana, poder ciudadano” y será un espacio para debatir y proponer en torno a la bicicleta, el sistema de movilidad y la apropiación de su entorno.

Se tratarán temáticas como la energía humana, las políticas públicas desde la ciudadanía, la equidad social y el poder ciudadano.

La Plataforma Energía Humana Poder Ciudadano, organizadora del FMB5, seleccionó a Ciclofamilia como una de las organizaciones que expondrá en la jornada del 3 de abril, denominada Equidad Social.

Participaremos con el tema “Familias y bicicletas: el gran desafío del ciclismo urbano”, en el que intentaremos proponer ideas para el diseño de mejores políticas ciclistas que sean más inclusivas con l@s niñ@s, las familias y las personas con capacidades especiales.

Estamos convencidos que niños, niñas y adolescentes son los grandes segregados del espacio público – hoy centrado en la movilidad automotor – y que solo reincorporándol@s a la calle, escenario concreto de la democracia, lograremos ciudades más justas, inclusivas y de escala humana.

unnamed

Para ver un avance del programa haga clic aquí

Macleta, mujeres arriba de la bicicleta*

6 de marzo 2016 Marcela Espíndola
 
¿Cómo afectan las diferencias de género a la hora de movernos por la ciudad? ¿Es la bicicleta una herramienta para construir ciudades más igualitarias? En el mes de la mujer, charlamos con la gente de Macleta, una de las más reconocidas organizaciones de ciclismo urbano de América Latina, sobre cómo hacer para que haya cada vez más mujeres pedaleando por la ciudad.

2838313199_52c9879d18La bicicleta siempre ha sido un vehículo de equidad entre los géneros. Fue símbolo de lucha de las primeras mujeres que se organizaron para reclamar el derecho a votar, transformó los modos de vestir femeninos y permitió una mayor autonomía de las mujeres en el espacio público. Como advirtiera la militante feminista Frances Willard a finales del siglo XIX; andar bicicleta es una demostración práctica de la igualdad entre los géneros ya que las mujeres son tan aptas para pedalear, e inclusive para repararlas, como el más mentado de los varones.

A principios del siglo XXI, la bicicleta sigue siendo una herramienta de igualdad. Más mujeres pedaleando por la ciudad no solo deja atrás las discusiones bizantinas sobre bicicletas de dama o de caballero -ellas andan con la que más les gusta- sino que es una prueba concreta de la potencia de la bicicleta en la democratización del espacio público. Pero, para lograr una movilidad urbana más igualitaria, no siempre alcanza con pedalear. Sobre como empezar a construir ciudades más pedaleables para todos los géneros hablamos con Cyntya Silva, representante del colectivo Macleta.

Construyendo una movilidad más igualitaria

tumblr_lnd7u8doOf1qh15oso1_400Macleta es una organización chilena que desde el año 2006 trabaja en promover  cambios en las opciones de transporte de la mujer incorporando la perspectiva de género en las políticas públicas en favor del ciclismo urbano. El principal objetivo de Macleta es que haya cada vez más mujeres en bicicleta moviéndose por la ciudad y para ello desarrollan tareas de investigación, de articulación con otras organizaciones y de educación ciclista. Esta singular ONG chilena ha participado en foros internacionales, como el reconocido Velo-City y es muy reconocida por haber creado la Escuela BiciMujer que ofrece a las mujeres un espacio protegido y sistemático de aprendizaje de herramientas teóricas y prácticas junto a las destrezas necesarias para utilizar la bicicleta como un medio de transporte y de empoderamiento de la mujer. “El empoderamiento refiere al creciente fortalecimiento y mejora de las condiciones de vida de una mujer, a través del ejercicio de soberanía” cuenta Cynthia y señala que “las mujeres como grupo social manejan menores recursos que los hombres, incluso dentro de un mismo grupo familiar, y acceden a empleos de menor calificación y con sueldos más deprimidos.  Para ellas, un medio de transporte como la bicicleta, es una verdadera herramienta de libertad y autonomía. Aumenta las posibilidades de trabajo, de acceso a servicios, amplia su red de apoyo y por lo tanto, sus posibilidades de ingresos y calidad de vida”. (más…)

En Bici Seguro, el portal de capacitación vial para ciclistas*

TAPAS ACU LIBRO_2“A la vista de cualquier caballo montado o con carruaje que aparezca de frente, si el caballo se asusta o si el conductor le hace signos exhortándole a la prudencia, ante el peligro de que el caballo se desboque, el ciclista está obligado a bajarse de la bicicleta y a ocultar su vehìculo todo lo que pueda de la vista del caballo” rezaba una ordenanza de circulación de la ciudad de Viena de 1894. Si bien los tiempos cambiaron bastante y hoy son pocas las chances de cruzarnos con un caballo que pueda desbocarse por un velocípedo, desde su irrupción en el espacio público, la bicicleta fue objeto de normas para regular su circulación. A finales del siglo XIX y principios del XX, muchas de esas ordenanzas eran muy estrictas respecto del tránsito de nuestro noble vehículo. No era para menos; la silenciosa velocidad que alcanzaban las bicis constituía un verdadero peligro para los transeúntes de la época.   


526103_4018790391912_1345965388_3629574_1996392755_nHoy, y luego de la llegada del automóvil, los ciclistas son definitivamente mucho menos peligrosos para los demás y para sí mismos de lo que fueron en el comienzo. Inclusive, como advierte la Organización Mundial de la Salud, sobre ellos y sobre los peatones recaen una proporción desmedida de los impactos negativos del transporte motorizado en cuanto a lesiones y contaminación, por lo que ésta organización ha pedido a los gobiernos del mundo que prioricen el objetivo de lograr que los desplazamientos a pie y en bicicleta sean más seguros y menos violentos. Una de las maneras de empezar a construir un mejor ambiente vial para todos es dedicarle un poco de tiempo a capacitarse en las destrezas y saberes necesarios para conducir cualquier vehículo en el tránsito. Junto a buenas infraestructuras viales y al efectivo control en el cumplimiento de las normas de tránsito; la capacitación vial es una de las patas necesarias para revertir los cotidianos hechos de inseguridad vial.
(más…)

Los números de 2015

5 de enero 2016 Marcela Espíndola
 
Categorías

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 15.000 veces en 2015. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 6 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Pedalear para enfriar el planeta*

15 de diciembre 2015 Fernando Rinaldi
 

Parece una contradicción, pero para enfriar el planeta hay que empezar a calentar la bici. Es que la producción ilimitada de bienes, mucho de ellos desechables e innecesarios, junto al consumo intensivo de recursos no renovables,  nos está llevando a una de las más profundas crisis ambientales y económicas que haya atravesado la humanidad. En los últimos cien años, debido al uso masivo de combustibles fósiles se liberaron y -pese a todos los acuerdos internacionales para su reducción- se siguen liberando enormes cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Este proceso, conocido como calentamiento global, tiene y tendrá enormes consecuencias en la alimentación, la salud y en la localización de millones de seres humanos.

Pero no solo se trata del cambio climático, la distribución de las consecuencias y los beneficios de este modo de producir son escandalosamente injustas. Solo el 15% de la población mundial que vive en los países de altos ingresos es responsable del 56 % del consumo total del mundo; lo que implica que si toda la población mundial viviera como un habitante medio de los países de altos ingresos, se necesitarían 2.6 planetas para sostener ese consumo. Por ello, y más allá de que cada país adopte las mejores prácticas sustentables de acuerdo a su responsabilidad y su capacidad económica; es necesario entender que el único camino para resolver la crisis ambiental contemporánea es promover más igualdad entre las personas que habitamos el planeta. Y si se trata de igualdad, es hora de poner nuestra mirada en el vehículo más democrático, igualitario y limpio que existe: La Bicicleta.

Verdadera Energía Renovable para la ciudad

Las ciudades acaparan cerca del 75% del consumo energético global y son también las responsables de 75% de las emisiones de carbono y otros gases contaminantes. Buena parte de ese consumo está relacionado con las actividades vinculadas al transporte donde los combustibles fósiles, como sabemos los ciclistas cada vez que estamos atrás de un automóvil, son la principal fuente de energía.

Algunas estimaciones recientes, avaladas por la Organización Mundial de la Salud, sugieren que la contaminación urbana como causa de muertes prematuras es superior a lo que se pensaba. “Las ciudades deben tener la capacidad de recuperación, autosuficiencia y sostenibilidad social, económica y ambiental, ya que el rol que ocuparán en el futuro será fundamental. Dentro de 20 años, el 60% de la población mundial vivirá en ellas” afirma María Cecilia Boudin, geógrafa experta en cuestiones ambientales. Y señala que, como la combustión de los vehículos introduce en el ambiente urbano gases de efecto invernadero a gran escala que dañan el ambiente y la salud de las personas; es necesario desincentivar el transporte automotor y alentar formas alternativas de transporte que no contaminen. “La bicicleta, no solo no produce ningún tipo de contaminación directa, sino que es mucho más económica, fomenta una población activa y saludable y requiere menos gastos de mantenimiento” concluye.   (más…)

De la Madera de Nuestros Sueños*

9 de octubre 2015 Fernando Rinaldi
 
La Drasiana

La Drasiana

Que todo retorna, no es ninguna novedad. Lo novedoso es la forma en que las cosas regresan, qué es lo que hace que ideas y materiales anclados en lo profundo de la memoria reaparezcan con formas contemporáneas. Desde el principio, la madera ha estado ligada a la historia de la bicicleta; los Celeríferos fueron vehículos de dos ruedas construidos en madera, que se propulsaban por la fuerza de las piernas del jinete contra el suelo. Con las drasianas, verdaderas antecesoras de las bicicletas modernas de principios del siglo XIX la estructura se perfecciona y aparecen algunos novedades fundamentales en la evolución de la bici como la posibilidad de conducir la rueda delantera, de ajustar la altura del sillín y un sistema de frenado. Pero las piernas contra el suelo seguirán siendo la forma de tracción hasta que Pierre Michaux, casi medio siglo más tarde, le agregará a la drasiana unos pedales a la rueda delantera inventando el primer biciclo, también en madera. Tanto éxito tuvo ese primer diseño y los que le siguieron, que Pierre y su hijo Ernst son considerados los pioneros de la industria de la bicicleta.

En el siglo XX, si bien se desarrollaron cuadros de madera, este noble material fue relegado a accesorios y, hasta mediados del siglo XX, a los aros especialmente en bicicletas de competición. El ciclista viajero podrá apreciar en el Museo Rocsen, en Nono, provincia de Córdoba, una bicicleta Littorina de 1939, hermoso ejemplar construido casi en su totalidad en madera. Pero es en el siglo XXI donde este material vuelve a ser tenido en cuenta para fabricar bicicletas, ahora de altísima gama. En España la empresa Cyclowood, desarrolla bicis de ruta, ciudad y mtb realizadas con cuadros monocascos y diseños de una gran belleza y excelentes prestaciones. Inclusive Audi, en acuerdo con la estadounidense Renovo, eligen la madera para sus líneas de ruta y urbanas. Más al sur del mundo, un joven carpintero de Buenos Aires también desarrolla sus bicicletas en madera y nos cuenta por qué este material puede volver a ser clave en la futura evolución de la bici.   (más…)

¡Que el andar suceda esta primavera!

16 de septiembre 2015 Marcela Espíndola
 
Los sábados 19/9, 26/9 y 3/10 del 2015 vamos a realizar tres encuentros para lograr que el andar en bicicleta suceda esta primavera. La actividad es libre y gratuita y tener bicicleta no es obligatorio ni necesario. Los encuentros los organizamos desde la secretaría de extensión de la Universidad de San Martín, lo que nos permitirá contar con un espacio físico muy apto en su campus, además de bicicletas de su flota para realizar la actividad.

Los tres sábados nos encontramos a las 15 en la entrada al Campus de la Universidad, 25 de Mayo y Francia, San Martín, a pocas cuadras de la Av. Gral. Paz; más precisamente en el edificio del teatro.
Flyer-A3-unsam-bicicleta-2015-1b
En este link esta cómo llegar y los medios de transporte: http://www.unsam.edu.ar/comunidad/salud/cau/comollegar.asp.
No hace falta concurrir a los tres encuentros, en cada uno de ellos los participantes se llevaran ideas y nociones para que puedan lograr andar.
Les pedimos que nos vayan confirmando su participación al correo correo.extension@unsam.edu.ar solo con su nombre.
Si llueve, cosa que los pronosticadores no auguran, lo pasamos para los sábados siguientes.
Los esperamos.