Masa Crítica de Mayo y la infinita vuelta al origen

15 de mayo 2012 Fernando Rinaldi
 

Espera

Cuando nos cruzamos con Cintia y Layla en la esquina de Avenida La Plata no pudimos dejar de preguntarnos con la Flaca, casi en tono de apuesta, si la pedalista que teníamos adelante iría o no a la Masa. Es que si bien la comunidad ciclista de Buenos Aires es cada vez más amplia y diversa; la gran mayoría de los jinetes que concurren a la Masa parecen haber atravesado cierto umbral que sin hacerlos mejores ni peores que nadie; los denuncia en pequeños gestos, arreglos o formas de mirar el camino. Con Cintia no hubo dudas. Una bici dibujada en la mochila, una bicicleta rosa con partes de distintas partes y la perra Layla en el canasto constituyen sin duda todo un prontuario masacritiquero; para felicidad del Doctor Lombroso.

Más espera

En la Plaza de la Repúblicamasacritiquera nos recibió un conjunto musical, que ya habíamos visto en otras coincidencias, tocando a todo volumen. Si bien agradecemos su arte, nos parece que muchos wats de potencia no se sincronizan con un evento cuya naturaleza es la de no tener liderazgos, ni bocinas, ni fuertes volúmenes que impidan la réplica. No decimos que no se pueda hacer música antes de la partida, por el contario pensamos que la Masa es en sí misma un espectáculo y una feria con cientos de artistas, artesanos y gourmets; como el que ofrecen los DJ´s rodantes o las pequeñas orquestas cletistas participantes que  difunden su música con una potencia menor, de la que se puede entrar y salir con un solo golpe de pedal.

Parche x un beso

También nos encontramos frente al obelisco con Agustín y María Mara, quienes comerciaban bonitos parches de tela con un motivo de la Masa Crítica al módico precio de un beso. Charlamos con ellos sobre el lamentable afiche con una imagen previa de la largada de la Masa Crítica que el Gobierno de la Ciudad utiliza para hacer propaganda de la nada y que repudiamos por motivos que exceden este post. El afiche es aterrador en su torpeza, sobre todo si pensamos que la imagen parece haber sido tomada con una cámara de seguridad. Es como si la vacía consigna “En todo estás vos”, se deslizara un “en todo queremos estar nosotros”.

 Al infinito y la perplejidad

Desde hacía mucho tiempo, meses, que algunos pedalistas amantes de la astronomía y de la astrología difundían la coincidencia de mayo como infinita, puesto que la Masa Nocturna que se realiza todas las noches de luna llena coincidía con la diurna y dominguera. Si bien el infinito apenas existe en las matemáticas, es probable que muchos automovilistas y viandantes se hayan sentido en él mientras esperaban el paso de una infinita cantidad de ciclistas aplaudiendo.

Masividad

Como en todas las Masas a las que hemos asistido, vimos escenas maravillosas y otras que no. Está claro que el evento, más allá de su alegría y su innegable signo no violento, es un evento con roces. Suspender la hegemonía espaciotemporal de una ciudad hecha desde y para los automóviles, aunque mas no sea por cinco ciclos de semáforo que es por cierto mucho menos tiempo del que se pierde en cualquier embotellamiento, no resulta gratuito está claro y los que participamos aceptamos y somos concientes de lo que esto provoca. Pero, la violencia vial en cualquiera de sus formas y vehículos, es una trampa en donde caen todos los días los actores de la calle y que simplifica la tarea de periodistas perezosos. Aceptar cierto roce, tampoco implica que la Masa deba ser rugosa, o que la ùnica solución posible a ese conflicto esté mediada por algo casi peor que la violencia, llamado bardeo. Queremos volver a decir “gracias por esperar” con la misma firmeza con la que se realizan los tapones, pero sin actitudes propias de la salamidad y los salames. Además, como dijo el Tomi, a propósito de otro tema, “quien esté libre de petróleo, que tire la primera piedra”.

When I´m sixty four

La Masa ha sido el puntapié de numerosos grupos de bicicletistas que van encontrando formas de organizarse, de reunirse o de materializarse más allá de los primeros domingos de mes. Pero eso no implica, visto la gigantesca masividad de las últimas coincidencias, que la Masa en sí deba avanzar hacia alguna forma más tradicional de organización. Nosotros creemos que ése es un camino equivocado para la Masa, aunque pueda ser el correcto para una gran cantidad de actividades, sean cletistas o no. Parafraseando al Libertador, “la Masa será auto gestionada o no será Masa”.

Moebius

Salir del círculo no conlleva reformular la  identidad.  Por el contrario, es momento de aferrarse a los consensos, diríamos mundiales, de lo que es y no es Masa Crítica y que pueden consultarse en distintos sitios web o -confiando en la xerocracia– haciendo clic aquí. Y quizás, cómo muchos amigos vienen realizando en el Norte y el Oeste, sea también la hora de más Masas locales que movilicen a los ciclistas hacia nuevas formas de ver y andar sus barrios y sus regiones.

Ciclondotieri

No hablaremos aquí del informe del canal de las pelotitas. Una verdadera cultura autónoma de la información y del debate debe iniciarse con la más sistemática indiferencia a voces que solo buscan un punto de rating y que creen que una imagen vale mil palabras; como si explicar las cosas fuera tan sencillo como decir o fotografiar. Por lo demás, quizás influidos por un rodante y querido skater condotieri, la Masa cruzó el Riachuelo como hace más de un año y volvió envuelta en polémica por un camino más bien inevitable, para terminar rodando de a miles por las infinitas lunas porteñas hasta su infinita disipación.

No espero sentado

PS En el mismo día los masacritiqueros de Resistencia y Corrientes se encontraron en el puente que une ambas provincias…Todo un hecho cletista que saludamos.

PSII Y siguiendo por el norte, en Posadas sucedió la segunda Masa Crítica. ¡Salud!.

2 comentarios

  • Micky dice:

    Como siempre, excelentes tus observaciones!

  • saludos estoy muy de acuerdo que anden en bicicleta es algo saludable y ecologico, pero hay dos fraces que los seres humanos se olvidan y no la aplican y es por eso que siempre hay violencia en este mundo, una es vivir y dejar vivir y la otra los derechos de uno terminan donde empiezan los del otro, es muy bonito hacer de una avenida un espacio lleno de bicicletas pero que pasaria si viniera una ambulancia? , yo soy taxista y me encontre con las bicicletas en avenida cordoba, un dia domingo , las bicicletas no paraban ante el semaforo en rojo y no dejaban pasar a los autos , porque no respetan el samaforo esto puede llegar a provocar un accidente , esto creo mucha demora en el transito y los taxistas que salen un domingo son peones que alquilan un auto por 400 pesos el dia o sea que tiene que trabajar 6 o 7 hora para hacer el alquiler del auto y despues la ganancia de ellos , pero los domingos es el unico dia que un trabajador de taxi tiene la ganancia entera para ellos y estos eventos an hecho perder viajes a los taxistas que tienen que mantener una familia, es mas creo que se fueron de mambo porque avenida cordoba es muy ancha podrian dejar la mitad de la avenida para que pasen los autos y las otra mitad circular las bicicletas pero se la agarraron toda para las biciclestas y encima se paran adelante de los autos y de forma agresiva te mandaban a pasear algunos de los de las bicicletas, en donde esta el tema de la no violencia? , es violento no dejar trabajar a alguien y ocupar todo para uno sin compartir, nadie les pide que no circulen solo dejen la mitad de la avenida para circular los autos y paren en los cemaforos, espero que reflexionen lo que hacen porque van a provocar que los trabajadores de remises taxis hagamos una protesta por este tema, un saludo y sigan con los eventos que son lindos pero corrijan el tema de la libre circulacion la ciudad es de todos y debemos compartirla y acuerden ser vivir y dejar vivir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *