Proyectos

Movilidad inclusiva: el nuevo desafío del ciclismo urbano

En la mayoría de las grandes ciudades latinoamericanas se está registrando un aumento sostenido de personas que adoptaron la bicicleta como forma de movilidad cotidiana. Muchas ciudades están desarrollando políticas de promoción de la bicicleta dirigidas especialmente a las demandas de movilidad de personas adultas que tienen como itinerario principal el viaje a las áreas centrales. Si bien hay más ciclistas en las calles que hace una década, la potencialidad que posee la bicicleta a la hora de resolver el derecho a la movilidad de otros grupos y colectivos sociales que el adulto económicamente activo no siempre estuvo presente en las decisiones sobre política ciclista, ni en las demandas de los grupos en favor de la bicicleta.

¿Cuánt@s niñ@s saben andar en bicicleta hoy en las ciudades latinoamericanas? Si ellos no pedalean, sino sienten que la bicicleta es una opción concreta de transporte cotidiano ¿Quiénes serán las y los futuros ciclistas urbanos? ¿Cómo hacer para que la bicicleta sea un vehículo universal, accesible a tod@s y que, al mismo tiempo, promueva la equidad y la igualdad entre los géneros? ¿Están los niños o las personas con alguna discapacidad condenados a ser sujetos pasivos y dependientes de su propia movilidad, siempre resuelta de manera motorizada? ¿Cuál es el espacio que ocupa la movilidad familiar, de los niñ@s y de otros colectivos en las políticas en favor de la bicicleta y de la movilidad sustentable en general?

Desde Ciclofamilia nos hemos propuesto alentar y animar a las familias, a las mujeres a que incorporen la bicicleta a sus vidas cotidianas como forma de resolver la mayoría de las demandas de movilidad y de potenciar la autonomía de los habitantes de nuestras ciudades.

Nuestra propuesta engloba acciones e ideas para construir mejores espacios urbanos, más sustentables, y con políticas ciclistas superadoras, más inclusivas con l@s niñ@s, las mujeres, las familias y las personas con discapacidades. Para ello queremos compartir nuestra experiencia como padres, ciclistas y profesionales de la comunicación, el urbanismo y la seguridad vial; aportar nuestro aprendizaje para enfrentar miedos atávicos relacionados con el uso de la bicicleta; y fortalecer las capacidades viales de quienes adoptan la bicicleta como forma sustentable y saludable de transportarse, conocer y disfrutar la ciudad.